jueves, 18 de mayo de 2017

Eros y Psique, Obra de François Gérard

Eros y Psique, Obra de François Gérard fue realizada en el año 1798 y con unas dimensiones de 186 x 132 cm. Se expone en el Museo del Louvre de París _ Francia.


François Gérard comienza a exponer en el Salón de París  en el año  1795, y, a partir de entonces, se convierte en pintor oficial del Imperio. Pintor ecléctico aborda todos los temas, y desarrolla por momentos un estilo prerromántico. En sus poéticos retratos sabe conservar expresiones sinceras, con un fuerte poder evocador. Su reputación como retratista hizo que las más altas personalidades europeas fueron pintadas por él. Su salón fue durante varias décadas un lugar importante de la vida mundana parisina.


Psique es un personaje mitológico que aparece en el libro “Las Metamorfosis” de Lucio Apuleyo. Personificación del alma, inconstante como la mariposa que revolotea encima de su cabeza, Psique aparece bajo forma humana, la mirada perdida, recibiendo el beso del invisible Cupido.


La joven princesa Psique es sorprendida por el primer beso de Cupido, o el Amor, que es invisible para ella. El mito antiguo que aquí se cuenta es una historia de amor pero también la obra pintada por Gérard, que había sido alumno de Jacques-Louis David, atestigua la evolución del neoclasicismo hacia la expresión de la sensualidad y hacia una cierta abstracción formal.


En Eros y Psique se manifiesta el encanto de las líneas delicadas, los formulismos manieristas, el preciosismo complaciente y la interpretación dulce y pulida del mito. Esta tendencia a un dramatismo atenuado, pero con gran énfasis sentimental, y que no omite los encantos de un erotismo sofisticado, la comparten bastantes autores que tienen como modelo a Correggio, una referencia común entre estos discípulos de David. Correggio puede considerarse, junto a Rafael, el autor más reverenciado por la literatura artística de la época dentro y fuera de Francia.


Los antiguos griegos representaban a Psique con alas de mariposa y creían que cuando una persona moría, el alma abandonaba el cuerpo en el último aliento volando en forma de mariposa.

Este mito representa la unión entre lo espiritual y lo físico. Psique es una mortal que se enamora de un dios y a través de unas duras pruebas a modo de proceso iniciático, consigue transformarse en diosa.


Las pruebas que debe superar Psique pueden compararse con los obstáculos que nosotros mismos debemos superar día a día. Y como mortales, a veces, desesperamos, pero debemos insistir, porque todo forma parte de nuestro proceso de transformación.

La belleza del alma, la belleza de Psique, es sobrehumana, transciende lo físico. Al principio del mito, Psique no puede ver a su amado Eros y sin embargo, es feliz. Pero la curiosidad del alma hacia lo externo hace que ésta quede prisionera en el mundo de los sentidos, desapareciendo la felicidad.


François Gérard nació en Roma, donde se aficionó a la pintura italiana y a la música. su estilo se aprecia la evolución desde una primera etapa marcada por la influencia del neoclasicismo de David, pasando por la huella dejada por Gros en sus cuadros de historia contemporánea, hasta ir progresivamente hacia un prerromanticismo presente en el tratamiento de los gestos y de los sentimientos de sus personajes.












No hay comentarios:

Publicar un comentario